Puesta a tierra

Instalación de la puesta a tierra

Para la instalación de la puesta a tierra, es necesario tomar en cuenta ciertos factores, de los cuales depende la efectividad de la misma. La conductividad del terreno es determinante para su funcionamiento, por lo tanto, cuando el terreno no es buen conductor, no se efectúa la descarga a tierra propiamente dicha.

Instalación de la puesta a tierraEs necesario implementar mecanismos de seguridad en toda instalación eléctrica. En el caso de instalaciones con muchos aparatos conectados, móviles y fijos, y en el caso de que existan estructuras pasibles de deterioro eléctrico, debemos protegerlas contra fallos en el aislamiento eléctrico, en caso de que aparezcan tensiones por contacto indirecto. Estas tensiones se originan en las estructuras metálicas de los equipos eléctricos, cuando un conductor pierde su protección aislante y entra en contacto con la misma electrizándola.

Los efectos ocasionados por los contactos indirectos, pueden disminuirse por medio de la colocación de un sistema de protección. La puesta a tierra es el sistema más seguro.

Los efectos de la corriente sobre el cuerpo dependen de varios factores: magnitud de la corriente eléctrica en el cuerpo, período de exposición, resistencia eléctrica del cuerpo. La resistencia eléctrica del cuerpo varía de acuerdo a ciertos parámetros: humedad de la piel, condiciones físicas y psíquicas del sujeto.

Sistema de puestas a tierra:

La puesta a tierra se instala en conductores eléctricos, materiales y partes del equipo que no deben conducir corriente eléctrica, tiene como objetivo: llevar a tierra toda corriente de fuga provocada por una falla en el aislamiento, y que energizó la carcasa del aparato. Evitar la aparición de tensiones peligrosas en las carcasas de los equipos eléctricos. Permitir que la protección del circuito despeje la falla, siempre que no demore más de 5 segundos. También habrán de limitarse las sobre-tensiones, originadas en descargas atmosféricas y fenómenos transitorios. Limitar durante la operación normal de un equipo, la diferencia de potencial a tierra en un circuito.

La puesta a tierra debe proveer de un contacto correcto con el suelo, para que la protección cumpla con su objetivo.

Partes: electrodos verticales, conductores horizontales, malla o reticulado.

Es necesario conocer la conductividad del terreno, antes de emprender la instalación del sistema de protección. Esto implica la resistencia eléctrica del suelo, determinada por el tipo de suelo, su composición química y su contenido de agua. La tierra orgánica húmeda es mejor conductora que la tierra húmeda, y mucho mejor que la tierra húmeda. Es necesario agregar aditivos al terreno, para aumentar su conductividad. Los valores de conductividad cambian según la profundidad del suelo, y según su humedad. En la superficie y cercanías, la resistencia es alta, por la falta de humedad, este fenómeno disminuye a medida que se profundiza en el terreno. Por este motivo, se recomiendan los electrodos verticales profundos.

El sistema de seguridad debe tomar en cuenta: la instalación debe estar sin energía, deben retirase todas las otras conexiones a la puesta.

Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

Los tipos de energía eficiente son aquellos que no implican emisiones de...

0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse